miércoles, 19 de diciembre de 2007

Mateo Martinic. De la Trapananda al Aysén. Una mirada reflexiva sobre el acontecer de la Región de Aysén desde la Prehistoria hasta nuestros días

Santiago, Biblioteca del Bicentenario. Pehuén Editores, 2005. 539 p.

"... La Región de Aysén es particular por muchas razones. Entre ellas se cuenta ser una de las más extensas de nuestro país, ya que su espacio constituye el 14,2% del total americano de Chile. Ser una de las últimas fronteras del país en ser poblada de modo permanente, sin olvidar el caso de los grupos indígenas que la habitaron por alrededor de ¡14.000 años! Contar con las reservas de agua dulce más importante del hemisferio meridional, excluyendo al continente blanco y los Campos de Hielo Sur compartido con la Región de Magallanes.

Por estar asentada aquí una sociedad con características pluriculturales que da como consecuencia una población singular en el contexto de la realidad chilena: desde los trabajadores de la provincia de Llanquihue, traídos por empresas colonizadoras; pasando por los chilotes que deseosos de trabajo y esperanza en un porvenir económico se asentaron con sus tradiciones; los chilenos que avecindados en Argentina desde fines del XIX, concluyeron su circuito en Aysén, y los extranjeros, particularmente ingleses, españoles, alemanes y belgas, estos últimos, motivados por encontrar una tierra que permitiera alejarse del caos del viejo continente. Sin contar, por cierto, a los inmigrantes sirios, liba-neses y palestinos (p. 455-57); hasta llegar a los uniformados y sus familias, cuya misión fue y es la defensa de los intereses del país, en una región sensible históricamente en temas de cuestión limítrofe. Estos y otros puntos son sobrados ejemplos de la relevancia para que una región como esta tenga una historia.

La estructura interna del libro está dividida en siete partes, en su gran mayoría organizadas de modo temático, pero salvaguardando una coherencia cronológica, a la que anteceden un breve prólogo y una completa descripción geográfica. Asimismo, en la parte final de las subdivisiones temáticas, se pueden encontrar en orden: un interesante colofón; fuentes de consulta o bibliografía; índice onomástico; índice de mapas e índice de tablas, que en conjunto arroja un total de 539 páginas..."

Más información: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0718-34022007000100008&script=sci_arttext (Martín Lara, Instituto de Historia, Pontificia Universidad Católica de Chile)

2 comentarios:

Danka dijo...

Excelente el blog. Lo pondré ahora en mis contactos y estoy a vuestra disposición para apoyar en la publicación. Un abrazo y mis mejores deseos de un muy buen año 2008 para ustedes.

Danka dijo...

Excelente el blog. Lo pondré ahora en mis contactos y estoy a vuestra disposición para apoyar en la publicación. Un abrazo y mis mejores deseos de un muy buen año 2008 para ustedes.